La transformación digital es sinónimo de usar la tecnología a nuestro favor para mejorar el modelo de negocio y la relación entre las personas que participan en él.

La digitalización de una empresa consiste en la adopción de una mentalidad digital para poder sacar el máximo provecho de la tecnología en todo momento. La tecnología debe fluir y capilarizar en los procesos y servicios ofrecidos.

El reto

Estamos en un momento en el que los consumidores son mucho más ágiles y están más acostumbrados a usar la tecnología que las empresas.

Esto hace que la empresa, debido a las políticas de la empresa a nivel de procesos, permisos, etc, vaya siempre un paso por detrás de sus propios clientes en el uso de la tecnología.

Lo que antes era una estrategia por parte de las empresas para ser pioneras y obtener una ventaja competitiva, se ha convertido en requisito indispensable.

Dificultades

Muchas empresas creen que contratando aplicaciones SaaS, desarrollando software a medida o migrandose al cloud conseguirán digitalizarse, y se sienten frustradas cuando esto no pasa.

Hay ciertas dificultades que se repiten una y otra vez en los procesos de digitalización de las empresas, estos acostumbran a estar relacionados con:

  • Oposición al cambio de las operaciones
  • Resistencia al cambio en la relación con los clientes
  • Contrariedad en la adopción de nuevas tecnologías por parte de los empleados
  • Impedimento a la externalización de ciertos servicios a otras empresas

Estas resistencias y frustraciones siempre vienen dadas por no incluir alguno de estos aspectos del negocio en el proceso de la transformación digital.

“La transformación digital es el cambio asociado con la aplicación de tecnología digital en todos los aspectos de sociedad humana”

Ventajas

La transformación digital conlleva una serie de beneficios para nuestro negocio, y entre estos beneficios están:

  • Simplificar las operaciones al foco de negocio de la empresa
  • Optimizar los procesos internos
  • Reducir los costes internos => posibilidad de reducir el precio
  • Facilitar la colaboración/integración con otras empresas

Al igual que es mucho más fácil y económico integrarse con un proveedor que ofrece unos procesos digitales sencillos para ello, las empresas que colaboren con nosotros también esperaran tal nivel de preparación por nuestra parte.

Consideraciones

Para llevar la empresa hacia la digitalización, se requiere de un buen plan, y este tiene que tener en cuenta, como mínimo:

  • Las personas que trabajan en la empresa: Aunque parezca ridículo, muchas veces el plan de proceso de transformación digital de una empresa se olvida de su ingrediente más fundamental: las personas. Sin el apoyo de todos y cada uno de los individuos que forman la empresa la digitalización está condenada al fracaso.
  • Los procesos de la empresa: No debemos olvidar el objetivo de la transformación digital, la innovación. Si digitalizamos nuestra empresa pero seguimos con los mismos procesos que antes de esta, habremos realizado un gran esfuerzo del que no habremos sacado beneficios.

La relación con clientes y proveedores: Igual que nosotros nos hemos sentido inspirados por otras empresas y empujados hacia la digitalización por algunos de nuestros clientes, es muy importante entender que la transformación digital es un proceso global, y que nosotros también debemos de jugar un papel muy importante en ella.

Conclusiones

Si nos tomamos la digitalización como un problema que se arregla invirtiendo en tecnología, podemos acabar peor que al iniciar la transformación, conservando los mismos procesos de siempre pero con mucha mas tecnología que gestionar.

Por eso es muy importante empezar el proceso de transformación por una introspección de nuestra empresa, las personas que la forman, los procesos, la cultura y el valor que esta aporta a sus clientes, y a partir de ese análisis y con una nueva mentalidad realizar un mapa para innovar con la ayuda de la tecnología.

Queremos conocerte, hablemos

Al pulsar en “Enviar” aceptas nuestra Política de Privacidad para tratar tus datos con la finalidad de tramitar las consultas que puedas plantearnos.